AVENTURAS

Fecha: 11-08-2017 #784435

Cruce Mendoza - Viña del Mar (5 días) W&B

Día 1 : Mendoza - Villavicencio
Día 2 : VillaVicencio - Uspallata
Día 3 : Uspallata – Puente del Inca
Día 4 : Puente del Inca – San Felipe (CH)
Día 5 : San Felipe – Viña del Mar

Cruce de los Andes
Mendoza – Viña del Mar 2016
by Sir Paul & MM

La idea parecía megaextrema. Un superobjetivo fuera de escala a lo que habíamos hecho. Faltaba Indy para última gran cruzada. Qué más? De Mendoza a Viña del Mar, listo el pollo, con esta ya no quedan dudas de que hay ovoides. Con la idea fui a Paul esperando muchas dudas, los mil y un peros razonables que solo él suele tener en radar. Pero no fue así. Fue un “bueno dale”….y me dejó en offside.

Esto fue ahí por marzo de 2015 y la idea era hacerlo en noviembre de ese mismo año. Ya afiebrado de relatos y evaluaciones de cruces tenía la idea un poco cerrada de por donde hacerlo. Pablo hizo lo suyo, aportando planes B y C y armó una logística impecable. Pero faltando menos de una semana para viajar con todo muy atado, mi gran compañero Paul Mc tuvo un problema de salud y tuvimos que postergarlo. Piedras en el camino y en la vesícula. Pasamos todo al otro año, para noviembre 2016.

Aproveché la espera con las valijas armadas para cambiar de caballo, dejando colgada a la Haro Turquoise de las mil y una batallas para poner a punto a new White horse GT Rod 29, paliducha como la mismísima nieve. Paul hizo lo suyo y presentó a su Zenith twentininer también. Bichos más grandes y nuevitos.

Un viaje muy pesado desde la logística. Hasta el último día estuvimos buscando las cajas para embalar las bicis y que nuestras chicas sufran lo menos posible. Avión a San Juan (aeropuerto de Mendoza suspendido por esos días), y con un bus que nos llevaba hasta Mendoza Capital.

Partimos un tarde de viernes, me acerca Papu Jr y sale mi agradecimiento para él y nos encontramos con problemas por paros en aeroparque. El viaje se terminó demorando unas 5 horas, pero como si fuese premio por la espera (o un nuevo castigo), nos ubicamos en medio del plantel del equipo de Liniers, con un poroto de compañero de asiento, el tanque por ahí dando vueltas y el amigo Somoza que nos hacía de fotógrafo. Mucho quilombo en esa zona del avión.

Del auto al avión, del avión al bus, del bus armamos las bicis y al hotel Tibet, previo Panchuli y Hamburguesa 24 hs, nutritivo para ser nuestra primer comida. Nos acostamos a las 4AM de la mañana. Baño compartido, ducha de madrugada y a la cama. Pero si….”Tibet”, volveremos con esto.

Día 1 : Mendoza - Villavicencio
Distancia: 48.8 kms
Ascenso: 900 mts ( 700 a 1600 mts)
Tiempo total: 6 hs (de 10 a 16 hs)

Desayuno basicón de hotel de paso y partida de la misión rumbo a Villavicencio a las 10AM. Entrando en calor hicimos la primera parada para comprar unas frutas. Luego nos metimos de lleno en la ruta que sale de Mendoza por el note. Ya a partir del km 20 comenzó un aire desértico y agobiante con una subida leve pero constante que nos acompañó hasta la llegada.

Cerca de las 14 hs paramos a almorzar en uno de los pocos paradores campestres que encontramos, reconocidos por quemadas varias en el piso y alguna que otra botella tirada. Fue un atún Picadelly con criollitas, recordando las comidas del viaje pasado por Córdoba.

Seguimos por ese asfalto añejo con un termómetro que ya marcaba imposibles 56 grados (cosa que aún me cuesta creer). A pesar de haber conseguido agua en la Reserva de Villavicencio por parte de los muchachos de seguridad de la entrada, ésta se nos fue acabando poco a poco. No cruzábamos ningún arroyo para abastecernos. Algo que no tuvimos en el radar, bug logístico. Paul sufría el calor como esquimal en un horno de barro y el desierto no entregaba una señal de por lo menos un charquito que animara a implementar todo el proceso de potabilización al cual estábamos preparados. ...todo eran secas subidas.

Faltando un poco menos de 10 kms, pero los más largos por su pendiente, nos encuentra un auto que solo paró para tirarnos una soga. Desde dentro del auto y reconociendo probable deshidratación en puerta, nos extienden una botella con agua. Faltando unos 3 kms empezamos a escuchar la melodía de una corrida de agua. La ruta se fue acercando al arroyo de a poco. Cuando estuvimos suficientemente cerca ( 30 metros de monte) bajamos al arroyo que pasa por la Reserva y nos bañarnos en ese oro transparente.

La Reserva tenía personal hasta las 17 hs y ese era nuestro desafío. Llegar antes del cierre. Llegamos finalmente a las 16 hs, parando varias veces en los últimos 10 kms donde la pendiente, la carga y el desgaste por el calor nos facturaron con todos los impuestos incluidos.

El equipo Zenith estaba realmente abajo y yo estaba muy preocupado. Arreglamos con el guardaparque, Paul se quedó descansando y fui a buscar las provisiones para la cena y para el día siguiente. Nos estaban esperando unos sándwiches tremendos, y aprovechando el lugar y la vista me recuperé del día tomando un buen café con leche en el Parador Villavicencio con algo dulce como premio. Fueron pocos kms pero la pendiente, la temperatura y la falta de agua elevaron la dificultad del tramo.

Volví en descenso el km y medio preguntándome como estaría Paul y soñando un campamento mejor. Pero la cosa era peor. Afiebrado, extenuado….descompensado. Confiaba en su rusticidad, pero me preocupaba su estado y como seguiría esto el día siguiente.

Mientras Paul yacía inerte en el piso con unos de sus brazos tapándose la cara, armé la carpita abajo del techo de otra más grande que hacía de escuela abierta en la Reserva, metí el poco aliento que me quedaba en las colchonetas inflables y cuando el sol cayó (21hs), sobre los enormes cactus en la entrada de la Precordillera, nos acostamos.

Día 2 : VillaVicencio - Uspallata
Distancia: 58 kms
Ascenso: 1300 mts (de 1700 a 3000 mts)
Tiempo total: 11 hs (de 7 hs a 18 hs)

Amanecimos con el zorrito merodeando por el piso fenólico de la carpa. El olfato predador avanzó hacia la bolsa de los sándwiches que habíamos dejado preparada sobre un banco.

Paul ya estaba bastante recuperado de la paliza que le dio el día anterior y entre la chocolatada y unas galles desarmamos el campamento. Fue difícil sacarle todo aire a las colchonetas a pesar del esfuerzo. Las cargamos con la idea de despacharlas en algún momento a BA.

Era temprano, el sol aún no había asomado y la salida de la Reserva aún estaba cerrada. Frescos pasamos por arriba del cerco los más de 30 kilos que tenían las bikes para empezar un segundo día calificado desde el escritorio como “difícil”. La escalada del camino (antiguamente llamado camino de los caracoles) no dejaba separarnos del campamento. Siempre abajo, como invitándonos a regresar por la sombra y silbando bajito. Ese oasis de la Reserva con el entorno arbolado y el arroyo lo perderíamos después de un rato largo.

Ya en el camino, ascendiendo a la precordillera pudimos ver liebres matutinas y ágiles llamas corriendo por las cornisas. El camino era extremadamente seco y perdimos el asfalto luego del Hotel. El sol y el domingo invitaron a varios ciclistas a su día de entrenamiento.

En alguna curva de ese camino sinuoso denominado de las no sé cuantas curvas (alguien las contó), paramos a la sombra de una pared de tierra para hacer un árido almuerzo. El GPS ya marcaba la cercanía de la cima pero no aparecía nunca. Aprovechamos a hacer turismo para descansar visitando el mirador El Balcón con un precipicio imponente. La referencia era el auto rojo volcado que nunca pudimos darnos cuenta que auto era. Estábamos cerca del pico. Lo presentíamos.

Sin embargo y sin saberlo, nos encontramos con unos kilómetros de llano luego de la parada con una grava suelta. Jamás contemplada en la planificación ni mucho menos mencionada en los relatos. Quizás era un detalle para otros. Había sido el lecho de un rio antiguo devenido en camino. Las ruedas se sumergían y lo único? que se necesitaba era elegir bien la huella y mucha, pero mucha pierna.

A las 15 hs llegamos a La Cruz del Paramillo, lugar de parada obligada. Un lugar de llegada. De pausa. La cima y el viento frío que corría desde el oeste nos lo confirmaba. Ese viento, como en tantas otras ocasiones nos daba la bienvenida y te invitaba a relajarte un poco.

Algo cambiaba ahí. Un panorama único, en la cima de la precordillera mirando a las más grandes con el respeto que se merecían.
Confieso que en la previa mirábamos con lástima este descenso hasta Uspallata que venía a continuación, al sentir que desperdiciábamos metros de altura. La realidad es que en 1 hora hicimos los 30 kms que separaban la cumbre con la ciudad, en un camino de tierra difícil de controlar, con el peso en la popa y a una mucha velocidad. Tramos a unos 55km/h. Panorámicas únicas, mil colores del atardecer en las montañas y una gopro que no dejaba de registrar momentos.

La impecable logística de Paul siempre ayudó a optimizar el tiempo. Fuimos directamente al Hostel elegido desde la pc, donde nos ubicamos cómodamente y aprovechamos el atardecer hasta para guitarrear un poco. Nos sentíamos como en casa al pie de las montañas. Por esos días yo particularmente ya empezaba a extrañar mucho a la familia y a la amiga de seis cuerdas. Por su lado, Sir Paul Mc tenía un teléfono en llamas también.

En Uspallata y con el día eterno, tuvimos tiempo hasta de averiguar por el despacho de las cosas de camping que ya supuestamente no íbamos a necesitar (no era para asustarse pero preferimos despachar a tener que andar cargando las cosas) y embalamos carpa, colchonetas y alguna ropa sucia fuera, como diría el Indio. Luego del despacho, cenamos en un supermercado upgradeado en restaurante por la noche. Buenas pastas “secas de super” y hasta mañana.

Día 3 : Uspallata – Puente del Inca
Distancia: 72.5 kms
Ascenso: 800 mts (de 1900 a 2700 mts)
Tiempo total: 11hs ( 7 a 18 hs)

Recuerdo un desayuno silencioso a las 6 am para enfrentar el día más difícil en los papeles. Grado 3.
Seguía amaneciendo completamente despejado y con un poquito de viento a favor para este primer tramo. Nos esperaban aprox 20 kms en llano antes de la trepada. A diferencia de la Pre, el ascenso por asfalto era con menor pendiente. Los camiones nos amenazaron desde la partida moviéndonos como hojas por la banquina. Si bien siempre nos aprovisionábamos en la salida diaria, el agua de deshielo ya se hacía presente para nuestra tranquilidad. Así fue que hicimos ese primer tramo saliendo de Uspallata en llano con muy buen promedio de velocidad.

Lentamente la pendiente empezaba a comernos las piernas. Llegamos a Polvaredas pensando en adquirir algo diferente a nuestras provisiones, pero una vez más una banana, una barrita o las ya clásicas almendras de viaje hacían el menú…again and again.

En el km 53 todo cambió. Arribando a un pueblo base militar llamada Punta de Vacas entendimos que había sido muy fácil todo y la fiesta había terminado. Como abriendo la puerta para que ingrese un gigante invisible vendaval, el barba, a quien invocamos en varias oportunidades irónicamente gritando “Es todo lo que tienes” mandó toda su fuerza en esta curva….la famosa y no muy querida “Curva del Tiempo”. Nos quedaban apenas 9 kms hasta Penitentes y entre rodadas a menos de 10 km/h y varias caminatas hicimos una primer parada en la casa de Fernando “The Kirschnerist”…Mundo Perdido, donde adaptó una estación de ferrocarril en museo geológico para escuelas. Charlamos un rato, le pegó un poco a Mauri y nos contó del centro invernal de Penitentes. Hacia allá partimos al resto recomendado “Lo de Chicho” a 3 kms de distancia. Por suerte nos atendió Chicho y como entendiendo la necesidad compensó con milanesas a caballo y suficientes calorías. Una historia de película en este comedor que funcionó como delivery de Brad Pitt y los de su película en el Tibet en los 3 meses de filmación. Las fotos del backstage colgadas lo avalaban. The song remains the same. Mendoza-Usapallata- Penintentes. Pedaleando por el Tibet.

Después de la comida recuerdo tuvimos que movernos un poco. Paul se adentró en el centro de esquí y yo busqué un lugar sin viento para reposar y alivianarme. Me sentía pesado. Muy pesado.

Puente del Inca nos recibió luego de tremendos 7 kms y a más de una hora de viaje. Demasiadas paradas fueron necesarias. Buscamos el refugio “Lo de Nico”, algo nos recordó al rústico confort de Cabo Polonio (ver otro relato) y nada que despreciar. Baño hipercompartido con trabajadores de alguna obra de montaña, cenamos una pizza con cerveza en una proveeduría regional y luego de recorrer los puestos artesanales vacíos, a la cuchita.

Día 4 : Puente del Inca – San Felipe (CH)
Distancia: 115 kms
Ascenso: 500 mts (de 2700 a 3200 mts)
Tiempo total: 13 hs (7 a 20hs)

El cuarto día era definitivamente una incógnita en este ajedrez de adaptaciones a los planes. Tuvimos en mente hacer trekking en el Parque Provincial Aconcagua para el caso que vengamos bien de tiempo. Un guardaparque ya nos había contado en Puente que el parque se encontraba en etapa de preparación para la temporada de ascensos que arrancaba en 15 días. A unos 4 kms de distancia, llegamos allí con la apertura siendo fieles a esa necesidad imperiosa de Paul de optimizar cada minuto, pero los guardaparques nos confirman que se podía hacer solo una vuelta a la Laguna de Horcones, con el mirador del Aconcagua. Hicimos la tarea con el imponente cerro a la vista. La nieve ya estaba a nuestro alcance pero nos hacía apartar del sendero para tener el contacto. No fue ahí.

Volvimos al centro de los visitantes y entre preparativos encontramos a dos australianos ansiosos por un ascenso que iba a tener que esperar un tiempo. Los helicópteros estaban subiendo las provisiones y elementos para los distintos campamentos preparando la temporada. Seguimos viaje.

Las Cuevas estaba a unos 11 kms del Parque. El viento que saludaba supuestamente al mediodía, ese día nos madrugó y complicó la trepada. Ya en las Cuevas, agotados, almorzamos unas hamburguesas con olor al país vecino en un restaurant de alta montaña. Un verdadero museo de la nieve. La señora que nos atendió en ese lugar detenido en el tiempo nos armó unos tremendos sándwiches que hasta me animé a pedirlo a la magia picantón.

Pedaleamos de ahí unos metros más y nos encontramos con un puesto de vialidad. Avisamos que estábamos en bici e inmediatamente nos enviaron una pequeña camionetita para cargarnos y llevarnos a través del túnel que pasa a Chile. Más de 3 kms de oscuridad. Muchas sensaciones y muchas fotos. El túnel nos depositó en un valle nevado. Las montañas bañadas en nieve de fondo parecía una edición. “Cut and Paste a estos pibes con esas bicis en este fondo”. Como pudimos, tratamos de hacer algunas fotos juntos. El viento y lugares para apoyar las bicis y la cámara (olvidamos el pequeño trípode, esa araña viajera) lo hacían difícil.

Y tengo que decirlo. De ahora en más fueron exactamente día y medio a pura bajada. Unos 230 kms que recorrimos del cruce hasta el Pacífico en donde si bien hubo algún tramo de subida, finalmente bajamos los 3200 metros.

Las piernas empezaron a descansar cuando arrancamos. El alma también. Sensación de objetivo cumplido, aunque había que llegar.
Un par de kms antes de la Aduana bordeamos un largo túnel que tenía un camino alternativo por el costado. La Go ya intermitente por una falla intentaba filmar el tremendo paisaje. El túnel tenía pequeñas cascadas del deshielo que no eran menores y para evitar alguna caída disminuíamos un poco la velocidad cuando las cruzábamos. A mitad del túnel vemos una persona tirada. Nos acercábamos rápidamente por la pendiente y sin dudarlo mucho con un inglés plagado de preocupación y de improvisación, le preguntamos si estaba “ol rait”. Tenía una bici equipada para cicloturismo megaultraextreme…hasta con panel solar, e inmediatamente luego del “Si amigos!” nos trenzamos en la charla épica – típica e hípica de gente unida por la misma aventura. …bueno, el pibe un maestro de maestros….venía de Ushuaia subiendo por la 40, pasando a Chile por el Sur y volviendo por este cruce al revés … doblemente complicado. Hicimos la foto con un nuevo personaje del viaje y seguimos camino enfriando los discos de freno cada tanto.

La aduana anduvo bien. Mucha gente para un noviembre. Épocas de un Chile supuestamente barato y si bien hicimos rápido para hacer los trámites, nos revisaron hasta los riñones y riñoneras. Teníamos frutas que tuvimos que manducar para no dejarlas. Casi kilo de naranjas jugosas (que habíamos comprado supongo en Uspallata) y que comimos sentados en un banco en la aduana con Chile. Oportunidad para una merienda a pura vitamina C.

Los paisajes de este tramo fueron tan tremendos como indocumentables. Siempre lo mismo nena le comentaba a mi GT con la voz del gran Carpo. El camino de los caracoles, el cambio de paisajes a medida que uno va descendiendo. Todo en menos de 100 kms. Alguna que otra trepada nos hizo detener un poco pero pasamos Los Andes y nos animamos a San Felipe, un par de kms adelante. El pueblo estaba a un par de kms de la ruta. El Garmin había hecho un laburo tremendo…ahora con distancias, hospedajes y pueblos, pero hasta la cumbre fue con la gran ayuda proporcionando solo datos de la altitud. El gran desafío de este viaje. Entonces encontramos 2 lugares, el primero un pensionado donde nos preguntamos porque habíamos despachado la carpa…..y el segundo…the chose one…pasillo largo…mucho espejo, estatuillas, baño compartido en el medio del hall…luces de neón…lo miro a Paul y me recordó a Michel Teló?….moza moza …y sí…era para pasar la noche. Ya no había fuerzas para seguir buscando. Baño y a la plaza del pueblo a comer unas buenas hamburguesas para preparar el último día.

Día 5 : San Felipe – Viña del Mar
Distancia: 127 kms
Ascenso: -
Tiempo total: 10 hs (de 7 a 17hs)

Nos seguía acompañando un clima bárbaro. Nos despertábamos en promedio a las 6 para armar y salir 6:30-7. Sentía la presión en el horario. El jefe del horario era cauteloso. Siempre dejaba su margen que nos daba la tranquilidad de saber que hay espacio para descansar de ser necesario. Las bikes venían sin problemas también. Sin siquiera una pinchadura.

“Duro y parejo” dejé marcado en la bitácora. Recuerdo la plaza en un pueblito chico con cuchas para perros. Ahí, mientras abría la última lata de atún que nos quedaba, Paul se cruzaba a comprar bebidas en un mercadito. Cruzando rutas y tomando autopistas consultábamos constantemente el gps que ardía de información para evitar lo prohibido. Túneles, rutas en construcción, colectoras sin asfalto. Por momentos no había alternativas y así llegamos a ConCón. Llegamos al mar. “Mamadera”, tenía que decirlo. Visitamos un centro de turismo simplemente para parar, sabíamos lo que íbamos a hacer, y costeando el mar repletos de euforia, pasamos por Viña con viento a favor para llegar hasta Valparaíso. De regreso paramos a merendar de lujo y con un aspecto deplorable en Viña y muy cansados teníamos pendiente la aventura de buscar hotel en una ciudad llena de turismo Shopping.

Del viaje solo quedaba descansar y un regreso complicado que no vale la pena compartirlo. Es para otro relato. No era para un simple plato, era para salmón. A eso fuimos y valió la pena.

La travesía entonces nos invitó a cenar pescado esa noche. No era para un simple plato. Teníamos que saborear juntos los momentos de los cinco días de viaje y habían sido muchos. Los hechos siempre justifican el fin, especialmente para Woody & Buzz, comando estelar.

Fin

Cruce Mendoza - Viña del Mar (5 días) W&B
0 0

Ver mas usuarios que votaron

Opiniones de Cruce Mendoza - Viña del Mar (5 días) W&B

Buscados para comprar

14/10/17 11:18

sram gx shifter y pata 1x11v

Busco pata de cambio y shifter gx para 11v.

12/10/17 23:33

Fusible/puntera de pata de cambio

Gente necesito de alguien que fabrique en Argentina fusibles para cambio trasero. Tengo que mandar a hacer uno un poquito fuera del estándar. Si alguien sabe algún dato por favor me lo comparte... Muchas gracias y buenas padaleadas.

12/10/17 06:01

Compro expander de 40t

Compro!!!!, Piñon Expander de 40t, usado en buen estado. WhatsApp 1169542951

11/10/17 09:47

COMPRO bmx en bariloche

COMPRO bmx en bariloche

10/10/17 10:43

Colner Patagonia K4

Patagonia K4

09/10/17 02:03

Robada zona Caballito

Me robaron la bici gente! Es una raleigh mójate 5.5 La compre hace 4 meses por esta página, la usaba todos los días. Si la ven no duden en comunicarse. Es una de las pocas q hay de ese color y 5.5. Es muy importante para mi, uds lo sabrán también. Gracias por la difusión. 2284-15604899

Canjes

18/10/17 09:34

Goka Knife carbono

Permuto por bicicleta 29 de carbono talle L. Puede ser entera, o cuadro y horquilla, dependiendo del valor. Escribir al whatsapp 3493449310.

16/10/17 09:19

cambio cuadro giant anthem talle L por cuadro talle s o m

Giant Antem 26 ALUXX aluminium, hidroformado, con sistema Maestro de 3.5 pulgadas 90mm de recorrido con amortiguador FOX neumático con bloqueo y control de rebote. (tanto el cuadro como el amortiguador esta en excelente estado igual a nuevo) La bici esta en excelente estado funciona todo a la per

15/10/17 22:40

Nikon COOLPIX p600

Nikon COOLPIX p600 permuto . . Precio 6000

15/10/17 22:38

Ford fairlane LTD 75

Detalles de chapa y al motor hacerle aros . Precio permuta 30 mil original tazas respuestoss defensas tapizado

15/10/17 20:07

MERIDA SCULTURA SED FLX

ARMADA Y APENAS RODADA-WHATSAPP 15-3496-9685

14/10/17 19:43

Permuto horquilla venzo 29 X discos

Permuto horquilla rígida venzo 20 cm de poste x discos de freno center look 1154237157 paso fotos por whatt

Bicicletas robadas

14/10/17 12:15

Compartir !!!!

Robada 14/10/2017

11/10/17 10:21

Kona Cowan

YA hace un tiempo fue robada y tiene una nota de robo. esta la denuncia y vulvo a publicar por si alguien sabe algo o la vio o tiene data para aportar. hay recompensa si aparece 15-21659360

11/10/17 09:07

ROBARON GIANT

HOLA MUCHACHOS ME ROBARON MI BICI UNA GIANT XTC ALLIANCE 2 FIBRA CARBONO EN GRAL SAN MARTIN PROVINCIA DE BUENOS AIRES EN JULIO DE 2017, LA SACARON DE MI COCHERA, TIENE TODO FULL DEORE, SELLE ITALIA, STEM FIBRA CARBONO MARCA GIANT, MANUBRIO NEXT RACE FACE, CREO ES INCONFUNDIBLE, RUEDAS TUBELESS.. REC

10/10/17 11:19

robo en villa sarmiento

Hola chicos,les quería comentar que anoche volviendo de entrenar con mi novia como todas las noches...volviendo por colectora sur acceso oeste y calle chascomus,cerca de villa sarmiento,se nos cruzo una moto con dos pibitos armados,yo en ese momento frene y me baje de la bici para entregarle mi bici

09/10/17 16:12

Sospecha de robo

El dia de ayer vi una specialized negra doble, no llegue a ver si era una epic o stumpjumper, por quien la usaba y como la usaba sospecho que no era el dueño, en arturo segui. Espero sirva el dato, a mi me robaron una y se lo feo que es. Suerte

07/10/17 22:16

Me robaron Venzo Vulcan 29er

me robaron el viernes 6 de Octubre 2017, en la estacion San isidro del tren de la Costa, entre las 3 y 6 de la tarde. PLATO PALANCA SHIMANO ACERA CAMBIO trasero y trasero SHIMANO ACERA Frenos a disco mecanicos SHIMANO Horquilla con Suspension SUNTOUR Manubrio VENZO Asiento VELO PLUSH 24

Mensaje privado

De:
Para:
X